lunes, 7 de mayo de 2007

El email como herramienta de fidelización.

El email es una de las mejores herramientas de fidelización que existen. Pero todavía hoy en día es dejada de lado, ¿cuántas veces hemos escritos emails en importantes portales de firmas comerciales y estos quedan sin contestar?. Si ponemos en nuestro portal un sitio para dejar los comentarios de los clientes o visitantes es nuestra obligación contestarlos lo más rápidamente posible , pero no con un autocontestador (el usuario no es tonto), debemos contestar todos y cada uno de los mensajes que se reciban. Ya que un mensaje no contestado es un desplante a un posible cliente o aún peor a un cliente.
Para ello, debemos tener a alguien en la empresa dedicado a la atención de todos los clientes que contacten con nosotros tanto de manera on-line como off-line.
Otra herramienta importante es la firma en los mensajes, la firma ayuda a que el cliente no tenga que hacer el esfuerzo de buscar nuestros datos para contestar. Por poner una paralelismo con la vida real , una firma en el correo electrónico es algo así como una tarjeta de visita.

1 comentario:

Naiara dijo...

Y todo porque los de LG no te han contestado... ¡¡¡pobrecillo!! Tienes un trauma.
Pero estamos de acuerdo. Tú mandas un e-mail a cualquier sitio y deseas impaciente una respuesta, pero como no llega, empiezas a comerte la oreja: "¿lo habré mandado mal?", "¿soy tan torpe que no puedo ni escribir un e-mail?"... se han dado casos de gente que se vuelve loca y después recorre la ciudad gritando "¡¡quiero un e-mail, quiero un e-mail!!".
Aunque claro, eso es llevarlo al extremo. Lo normal es asumir que no te van a contestar en la vida, indignarte y bombardearles la cuenta de correo con un millón de mensajes amenzadores, con lo que consigues que pongan fotos tuyas de búsqueda y captura por toda la ciudad y tengas que quedarte en casa por miedo a que te pillen... así que el resultado es el mismo: ¡¡LOS INFORMÁTICOS TENEIS LA CULPA DE QUE ESTEMOS TODOS LOCOS!! ¿Por qué?, porque no contestais a los e-mails.
¡¡Ah, y un apunte personal!! Es verdad que los e-mails (¿cuántas veces he escrito esa palabra?) hay que contestarlos pero.. ¿Y QUÉ PASA CON LOS SMS?, ¿ACASO ELLOS NO SE MERECEN UNA RESPUESTA? Podría hablaros de mi teoría sobre la desaparición de la informática en este planeta por un sms no contestado... pero mejor no la escribo aquí porque alguien podría censurar mi comentario...
¡¡ABAJO LA CENSURA!!