martes, 12 de junio de 2007

Las optimizaciones .... al final.

Una de las características comunes que tienen la gran mayoría de los programadores nóveles es su inclinación a las optimizaciones. Da igual que la aplicación no realiace todavía todas las funcionalidades requeridas que el programador nóvel centrará gran parte de su esfuerzo en optimizar cosas que en la mayoría de los casos solo suponen dificultar las tareas de mantenimiento.
Las optimizaciones deben hacerse lo más tarde posible, por una sencilla razón: hay que hacer que todo funcione correctamente y luego ver como mejorarlo. Al fin y al cabo las tareas de optimización pueden dejarse para la fase de mantenimiento del software, que es donde se verá con claridad que partes del software son las que en verdad más se utilizan y esto a pesar que durante el análisis/diseño también podríamos haberlas intentado detectar.
Eso si, no hay que confundir hacer optimizaciones con crear mal código, esto es, no debemos considerar optimizar el hacer código eficiente.
De todas maneras y como mal menor podemos hacer nuestra la siguiente frase:
"Siempre hay que hacer las optimizaciones al final , tan al final que 'casi' no den tiempo a realizarlas."

No hay comentarios: