martes, 31 de julio de 2007

Compromiso II. Riesgos.

Siempre es deseable controlar en la mayor medida posible los riesgos de todas las decisiones que tomamos. Si deseamos tener proyecto con un equipo con el objetivo del compromiso debemos tener en cuenta que los siguientes problemas podrán llegar a surgir.
Incremento de errores potencialmente peligrosos. Algunas de las personas que se trabajan en estos grupos trabajarán duro, les echarán muchas horas pero en la mayoría de los casos el cansancio hará que se trabaje con menos proyección en la calidad del resultado final.
La subempresa. El grupo comprometido trabajará de forma independiente a su empresa. Puede ser que esto lleve a que el grupo genere dinámicas y formas de trabajar contrarias a las necesidades y cultura de la empresa que los sostiene.
Pérdida de visibilidad. La ganas de entregar un proyecto en el plazo predefinido hará que este sea difícilmente medible. La realidad se mezclará con el deseo de llevar a buen fin el trabajo con lo que podrá perderse la realidad del estado del trabajo.
Falta de experiencia del grupo de trabajo. Los nuevos empleados con menos experiencia son más tentados por este tipo de trabajo. Los empleados con más experiencia reusarán meterse en una aventura de este tipo con lo que el grupo podría tener un nivel de experiencia menor al deseado.
Agotamiento. El compromiso mina la moral del trabajador. Las horas extras quitan horas de vida privada y en algunos casos la finalización del proyecto implica el fin de la relación entre empleado y empresa.

Desarrollo y gestión de proyectos informáticos. Steve McConnell. ISBN:84-481-1229-6

No hay comentarios: