miércoles, 15 de agosto de 2007

Los vividores del negocio de internet

Desde que comencé mi vida laboral me he encontrado con un personaje de forma recurrente, el vividor.
El primero con la que me tropecé fue terracanarias un portal que quería ponerse a rebufo de terra en sus mejores tiempos. ¿Y qué mejor que tener casi su mismo nombre?.
Por supuesto, inversión la mínima, mi menguante sueldo y la colaboración de dos amateurs que sólo sabian hacer páginas con el word. El contenido vampirizado de internet, coger fotos y textos con derechos por que al fin y al cabo para esta gente todo lo que está en internet es gratis. El final del proyecto acabó con el florecimiento de la telefonía móvil, este era un producto ya realizado, con la promoción trabajada y con montones de comerciales dispuestos a trabajar sin sueldo por sumar comisiones.
El segundo, tenía un empresa ya con años de vigencia, parecía muy seria. Conocí al dueño en un curso de emarketing. La verdad es que el curso fue muy bien, aprendí muchas cosas y al terminar el contrato temporal que tenía en ese momento me sumé a su empresa. Todo iba muy bien, tenían algunos buenos proyectos, pero la cosa se torció cuando se comenzó el proyecto para un portal de una empresa de protección de datos. Se me impidió prácticamente hablar con el cliente y casi no tenían requisitos de usuario. Así que ya imaginan donde terminó la aventura, con la empresa en ruinas y sueldos sin pagar. Esta empresa se llamaba albanova. Tiempo después de refundó y fue protagonista de una de los pufos más importante del país en cuanto a franquicias. Con su habilidad de comercial logró convencer a decenas de emprendedores para que gastaran su dinero en el producto. Al final el único que cobró fue el dueño , muchos de los empleados de aquella época todavía luchan por sus sueldos y que yo sepa los franquiciados todavía estarán pagando las deudas de entonces.
Al final todos tienen algo en común, son empresas de I+D+I y que no lo son, vamos una empresa que no tiene ni investigación, ni desarrollo de productos, ni innovación.

No hay comentarios: