jueves, 19 de julio de 2012

Los CMS son la ofimática en la web.

No me deja de sorprender el uso que hacen muchas empresas de sus sites en internet. Teniendo en cuenta que es un 'comercial' trabajando 24 horas al días los 365 días del año la inversión en recursos humanos es mínima.
En una web hay que cuidar la imagen (esto si parece que lo tienen medio-claro), los contenidos, la accesibilidad, la seguridad, la usabilidad, hacer un seguimiento del uso de la web, realizar campañas de emarketing entre otras actividades.
Sin embargo, a pesar de que hay muchos profesionales disponibles a precios competitivos, las exigencias de los clientes se quedan en que el diseño tenga alguno de sus caprichos implementados (en muchos casos minusvalorando el trabajo de buenos diseñadores) y que la web se vea en su navegador favorito y en el de sus amigos.
La presencia en la web es otro ejemplo del uso desastroso que se hace de la tecnología en muchísimas empresas. Al fin y al cabo muchas empresas funcionan en casi su totalidad con el word y el excel.
El CMS es el word de internet, se utiliza como tal, olvidando cualquier parámetro de calidad que se pueda poner en uso.
Las webs que se mantienen de esta manera son como los escaparates polvorientos con cosas puestas de cualquier manera sin iluminación y con los cristales sucios.
Cuestión de cultura y educación.

No hay comentarios: