viernes, 16 de noviembre de 2007

iPod touch

Hace unos días un compañero trajo su recién comprado iPod touch, una máquina inmaculada y casi sin estrenar. Me la mostró y me dejó un poco decepcionado, una interfaz increíble que se le da por supuesto a cualquier producto de apple, una navegación por internet basado safari y wireless y unas pocas aplicaciones. Algunas como la agenda estaba hasta capada sin ofrecer todas las posibilidades que se muestran en el iphone. Sin embargo daba la impresión de ser una gran máquina con un software un poco corto, casi como tener un portátil de última generación con un windows 3.11 .
Al poco tiempo la hackeó y la cosa cambió, pasó de ser un mp3 sofisticado a ser un miniordenador fantástico, todo una máquina con todas las posibilidades de un unix ( macosX ). El número de aplicaciones que se pueden instalar son amplias, desde juegos a aplicaciones para el control de la red, terminarles, servidores. Todo una computadora en la palma de tu mano.
En tiempos en los que las PDA mueren poco a poco este aparato hackeado marca el camino de la supervivencia de estas, esto es, interfaces trabajadas y propias de la potencia de estas máquinas. Las PDA que se ven hoy en día divergen de este camino , las pocas basadas en palmOS muestran un software un poco corto para tanta máquina y las basadas en WindowsCE una interfaz que resulta amigable por conocida pero no por trabajada.
El único complemento que le falta al iPod touch es un teléfono bluetooth pequeño que podamos llevar en la oreja y que podamos marcar desde el ipod.
Creo que nunca unos hackers han hecho tanto por una máquina como en esta ocasión, convirtiendo un mp3 de lujo en un ejemplo para la informática del futuro.
Lo único que se puede echar de menos es algún método de escritura a mano alzada, aunque la verdad en la palm no funciona tan bien como parece.

Herramienta. Selector de colores accesibles.

Esta herramienta permite simular el aspecto que tendrá una selección de colores determinados para personas con dificultades visuales.
Es accesible en:

http://gmazzocato.altervista.org/colorwheel/wheel.php