miércoles, 19 de diciembre de 2012

Como cumplir los deseos de año nuevo.

Año tras años tenemos el mismo rito, desear cosas para el nuevo año. Y al finalizar el año obtenemos el mismo resultado, hemos cumplido poco o ninguno de ellos. Hay un método para revertir esta tendencia. Todo se basa en elegir bien nuestras guerras y ganar batallas hasta la victoria final.

Elegir nuestras guerras.
Lo primero que necesitamos es elegir cuales son los objetivos que deseamos cumplir. Estos objetivos deben ser realistas y se deben poder cumplir dentro del periodo de tiempo que nos marcamos.
No se pueden elegir metas subjetivas como 'hacer más ejercicio' o 'comer más frutas y verduras'. Las metas deben ser cualificables y auditables.
Si podemos elegir objetivos como 'ir al gimnasio tres veces a la semana' o 'comer cinco piezas de fruta al día'.

Planificar las batallas.
Una vez que hemos elegido nuestras guerras debemos dividirlas en hitos y poner estas sobre un calendario.
Estas planificaciones nos servirán como base para auditar nuestros propósitos y saber si estamos cumpliendo.

Auditar.
Una vez que tenemos nuestros hitos sobre un calendario podremos auditar el cumplimiento de estos. Debemos comprobar cada cierto tiempo (depende de los hitos) como nos ha ido con nuestras tareas marcarlo en un documento y valorizando nuesto grado de éxito, por ejemplo del 0% al 100%.
Esta tarea también nos servirá como recuerdo de nuestros deseos.

Dependiendo de nuestra fuerza de voluntad podemos hacer público nuestros avances si no nos creemos lo suficientemente seguros o quedarnos para nosotros mismo nuestros éxitos y miserias.

En resumen: elegir, planificar y auditar; pero sobre todo, trabajar sobre nuestros objetivos.